Un regalo original y auténtico ¿Cómo sorprender a tu pareja?

Un regalo es algo que se da a una persona con la finalidad de mostrarle nuestro afecto. Pero ¿cómo expresamos las personas nuestro afecto?

Existen varias vías. Podemos expresar nuestro afecto directamente diciéndole a la persona lo que sentimos con palabras, otras veces podemos expresarlo mediante muestras de cariño; con besos, abrazos…A veces incluso podemos hacerlo preparándole su comida favorita, preocupándonos de que no llegue tarde a trabajar… Cada uno/a expresa su afecto como ha aprendido y como le gustaría recibirlo.

¿Todas las personas expresamos igual nuestro afecto?

La forma de expresar el afecto o el ser más o menos cariñoso es algo que se aprende a temprana edad. Cada uno/a lo hace de una forma diferente y le da distinta importancia a los gestos, palabras o actos con los que demostramos nuestro afecto hacia los demás. En pareja, en muchas ocasiones surge este problema; cada miembro tiene diferentes formas o canales de expresión de su afecto, lo que a veces provoca la falta de entendimiento. Por ejemplo, si uno de los miembros de la pareja le gusta que el otro se lo demuestre con besos y abrazos, sin embargo este es menos cariñoso que el otro. Pese a quererse igual, cada uno percibe el cariño de una forma diferente, para aquel que lo espera recibir mediante besos y abrazos, el que el otro no sea tan cariñoso puede ser un problema, ya que puede percibir falta de afecto.

¿Cómo saber de qué manera le gusta recibir el afecto a tu pareja?

Puedes observar como tu pareja te muestra su afecto, seguramente lo haga de la manera que a él o a ella le gustaría recibirlo. Estate atento/a a sus muestras de cariño, qué planes te propone, con qué te sorprende o cuáles son sus intereses. Si por ejemplo, él o ella te proponen hacer planes fuera de casa, cosa que quizá no siempre hacéis, sería un buen regalo invitarle a una cena romántica en un buen restaurante, unas entradas para el cine o el teatro… Si es muy cariñoso quizá le gustaría recibir un buen masaje o un plan donde podáis tener intimidad, como una escapada de fin de semana. Para comunicaros por el mismo canal, sintoniza todos tus sentidos hacia tu pareja.

No somos adivinos, hay que observar, escuchar y estar atentos a todos lo que nos expresa nuestra pareja al respecto.

Cada uno/a es como es y no se trata de forzarnos a ser o demostrar el cariño de la forma que lo demanda nuestra pareja, ya que sería un gran esfuerzo que terminaríamos por abandonar. Pero sí se puede aprovechar las ocasiones especiales o fechas señaladas para hacerlo. Ahora que se acerca la navidad que es tiempo de hacer regalos y de estar con nuestros seres queridos, se puede aprovechar esta ocasión para tener un detalle que diga cuánto queremos a nuestra pareja, cuánto pensamos en él/ella, cuánto nos fijamos, cuánto le escuchamos y le tenemos en cuenta. Al final, eso es lo que dice un buen regalo, un regalo original y auténtico.

¿Cuánto invertimos en el regalo?

Cuando pensamos en regalar, nos viene a la cabeza inevitablemente el gasto económico que nos supondrá. Un regalo, sea como sea, implica gastar dinero y tiempo. Pero si inviertes bien tu tiempo, como ya hemos dicho, en observar y escuchar a tu pareja, el regalo se puede adaptar perfectamente a tu presupuesto. Hay muchos regalos que implican poco o ningún gasto, como por ejemplo, un masaje, un buen paseo, preparar su comida favorita, vales para cumplir alguna fantasía…

No nos olvidemos que en pareja, también se puede regalar placer. En este sentido las tiendas eróticas pueden ser grandes aliados, pero sobre todo la imaginación. Existen productos como aceites de masajes, plumas, velas, inciensos…que nos pueden ser de gran ayuda para recrear un escenario especial. Es una forma de regalar momentos a tu pareja, regalar bonitos y placenteros recuerdos.

En este sentido, la mejor inversión es el tiempo, tiempo que inviertes pensando en sorprender a tu pareja y el tiempo que os regláis estando juntos.

Anuncios