Es nuestro aniversario, ¿lo celebramos? o ¿pasamos?

Podríamos afirmar que a casi a todas las personas nos gustan las celebraciones de algún tipo, puesto que supone un respiro de la vida estresante que llevamos día a día, la cual además está llena de incertidumbre. La incertidumbre nos estresa, el no saber qué va a pasar o cómo tenemos que comportarnos en una situación nueva. Por lo que se agradece cuando tenemos una ocasión especial en la que sabemos exactamente qué hacer, como lo hemos hecho siempre, nos transmite una agradable sensación de estructura, control y estabilidad.

¿Por qué es importante celebrar?

Las celebraciones tienen gran importancia en nuestra sociedad ya que marcan algunos de los momentos más importantes de nuestras vidas, como individuos o como parte de un grupo. Por ejemplo, la celebración de la navidad, nuestro cumpleaños… Las celebraciones están llenas de rituales, cuando hablamos de ritual nos referimos a algo que está impuesto por la costumbre, es decir una manera habitual de comportarnos. Por ejemplo, hacer un brindis o cantar cumpleaños feliz. Las acciones organizadas y repetitivas que intervienen en estos rituales pueden actuar como un amortiguador frente a la ansiedad por convertir la vida en algo predecible.  Además cuánto más importante es el evento más parafernalia alrededor de él; preparativos, regalos, adornos etc. Estos detalles hace que nos resulte mucho más fácil grabar ese recuerdo en nuestra memoria, además del significado que se le otorga, evocando emociones agradables y placenteras.

¿Qué importancia puede tener en la pareja?

Cuando hablamos de rituales también nos referimos a los pequeños gestos del día a día. Cada pareja tienen sus propios rituales o costumbres, es la esencia particular de cada una. Por ejemplo, la forma en la que os dais las buenas noches o la que tenéis de pasar un domingo por la tarde. No hace falta que sea nada especial, ni si quiera demasiado diferente, simplemente es vuestra forma única de hacer las cosas. Esto también es un modo de celebración por así decirlo, esta vez estás celebrando el amor que sientes por tu pareja. Pero como hemos comentado antes cuánto más adornemos ese momento, más importancia y significado le daremos. Un aniversario puede ser una buena ocasión para celebrar vuestro amor con toda la parafernalia necesario para que ese momento sea inolvidable.

Entonces, ¿lo celebramos o pasamos?

Tener una actitud de celebración  significa buscar lo positivo, dar valor e importancia a los triunfos por pequeños que sean, no necesariamente tiene que celebrarse únicamente las fechas señaladas, cualquier logro por pequeño que parezca es merecedor de ser festejado. Los estudios al respecto, dicen que las celebraciones pueden proporcionar numerosos beneficios psicológicos al ayudarnos a disfrutar de nosotros mismos, a conectar con nuestros seres queridos y a darnos un respiro de nuestro día a día. Cuando alcanzamos el hábito de celebrar más, le damos a nuestra relación un carácter más positivo, incluso nos puede ayudar a resolver conflictos en pareja ya que a la hora de hace una evaluación de la relación, ésta estará repleta de momentos positivos a los que has dado valor.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s